Pusieron un Starbucks en el Centro Histórico de Chihuahua

Un joven emprendedor disfruta de su bebida mientras hojea un libro desinteresadamente en Starbucks.

Pusieron un Starbucks en el Centro Histórico de Chihuahua. ¿Me das un americano por favor?, pedí. No, perdón… un americano expreso, corregí cuando recordé que en estas cafeterías el americano no se prepara con cargas de expreso sino que se percola, método donde la  falta de limpieza de las cafeteras se nota más. Claro, me dijo el barista.

¿Leche regular, light, de almendras…?.

Negro, gracias.

¿Algún endulzante?

No, gracias.

¿Cuál es tu nombre?

Gustavo.

(El dato le sirvió).

Muy bien, Gustavo. Son cuarenta y cuatro pesos, Gustavo. Gracias, Gustavo. ¿Me pones tu NIP, Gustavo? Gracias, Gustavo. En un momento te entregamos tu bebida, Gustavo. Aquí tienes, Gustavo. Provecho, Gustavo.

El nuevo Starbucks está en la planta baja del edificio Del Real, recién remozado y adaptado para albergar oficinas del gobierno municipal. Los burócratas se enfilan todo el día hacia el Starbucks y salen sosteniendo como trofeos vasos que llevan sus nombres escritos. Otros burócratas vienen de Palacio Municipal, que está exactamente enfrente. Otros más leales llegan incluso desde Palacio de Gobierno, ubicado a tres cuadras. Para llegar a Starbucks desde Palacio de Gobierno se pasa frente a la sucursal Victoria del Kaldi Café. Los cafés están a doscientos pasos de distancia el uno del otro. Sí: los conté.

 

Presiona sobre el mapa para una vista en 360° de la zona.

Mientras tomo mi expreso americano entran al Starbucks tres mujeres que con acentos de la Ciudad de México ordenan chocolates calientes y le preguntan al barista qué museos hay cerca. Hace unos años, un trabajo que tuve me llevó de viaje por el estado acompañando a tres matrimonios de ancianos estadounidenses. Luego de diez días en Chihuahua fui con ellos a Phoenix, en Arizona. Los matrimonios venían de la costa este de los Estados Unidos y nuestro primer día en Phoenix tomamos el lunch en un Red Lobster y cenamos en un The Cheesecake Factory . En el segundo lugar esperamos una hora y cuarto por la mesa. Las tres mujeres con sus chocolates me recordaron a aquellas tres parejas.

Caminar por el Centro Histórico de Chihuahua en tiempo de calor requiere que el peatón vaya buscando meterse a todas las sombras posibles, lo que provoca que frecuentemente caminemos en fila india pegados a los edificios. Formado detrás de un joven muy bien vestido, lo escuché decir por teléfono: Sí, wey, nos vemos ahí en la plaza que está enfrente del Starbucks. La plaza que está enfrente del Starbucks es la Plaza Constitución, tradicionalmente conocida como la Plaza de Armas. El joven emprendedor (me imaginé que si le preguntara a qué se dedica eso me diría) pudo haber dicho “la plaza que está enfrente de Catedral” o “la plaza que está enfrente del Congreso” o “la plaza que está enfrente del Palacio Municipal” o “la plaza donde está la estatua de Deza y Ulloa” o, simplemente, “la plaza principal de la ciudad”. Pero no, no dijo nada de eso.

Gracias, Gustavo. Que tengas buena tarde, Gustavo. Vuelve pronto, Gustavo.

También te podría gustar...