Porter y Chihuahua: trance en La Mexicana

Foto de portada: Caro Rodríguez, @chicaquesos.

Chihuahua yo yo habíamos esperado por largo tiempo a Porter. La banda jalisciense sólo había estado con nosotros en una ocasión y hace mucho, aquella vez que vinieron al antro de Omar Chaparro, el Bros Club (LOL), todavía en su primera etapa con Juan Son a cargo de la voz. Qué noche aquella.

Finalmente Porter regresó con su nuevo material a La Mexicana, este místico foro con el que ahora contamos y que por muchos muchos muchos años fuese una tienda de esas de antes donde vendían cobijas, discos para hacer discada y demás cacharros. El lugar ha cambiado poco y eso es maravilloso.

Edna and the Musicians estuvo a cargo de abrir la noche, con la poderosa voz de su vocalista y la música con que prendieron y dejaron encendido el escenario. 

Y apareció Porter, con sus integrantes haciendo lo que mejor saben hacer. De inmediato el lugar se saturó con la música de la banda, cuya atmósfera se expande por medio de sintetizadores y efectos de guitarra. Todos los que estábamos ahí fuimos tocados y cada canción entabló una conexión con la audiencia. Porter tocaba. Nosotros coreábamos. El trance era uno solo.

El set se conformó con buena parte de su nuevo álbum, Las batallas, con un par de incursiones del material más veterano de la banda, como “Espiral”. 

La Mexicana topada de energía. Celulares arriba capturando el momento. Cientos de voces pegadas como una sola. Qué bonita noche, qué bonita banda, qué bonita música. No tarden en volver, plis.

Fotos increíbles del evento en el Instagram de @chicaquesos.