Horror Vacui, Severance y Heterofobia en Nodriza

Por Luis Ángel Martínez | @LuisAngelMtz79

Imperdible show para una noche de luna llena. Y es que esta es la primera visita a México de Horror Vacui, banda italiana de death rock que desde 2012 ha publicado tres álbumes de larga duración y dos EP. A lo largo de estos años se han convertido en una banda de culto para los seguidores de este género. Su gira en el país incluyó la Ciudad de México, Toluca, Aguascalientes, San Luis Potosí, Monterrey y Gómez Palacio.

Las bandas abridoras que los acompañaron en Monterrey fueron Severance y Heterofobia. A los primeros recién los escuché y me volaron la cabeza con su potente rock gótico. Cabe mencionar que ellos se encargaron de organizar este show, que se llevó a cabo en Nodriza. Por otro lado, Heterofobia es una de mis bandas locales favoritas, por lo que me pareció un excelente cartel, cargado de punk atascado y oscuridad.

DJ Spooky abrió el evento con una playlist tenebrosa que calentó los ánimos de los asistentes. Algunos cotorreando afuera de Nodriza disfrutamos de esta selección de rolas hasta que, de pronto, se dejó venir desde dentro una ola de sonido cargada de distorsión y furia, tamborazos y gritos, bajos que golpeaban como puños: ¡Heterofobia comenzaba!

Después de una reciente gira por la costa este de Estados Unidos que incluyó más de diez fechas y cerró en Los Ángeles con un show del veinte aniversario de la legendaria banda punk Limp Wrist, Heterofobia se aventó esta noche un set poderoso y súper amarrado. Las giras fortalecen a las bandas y, en este caso, Heterofobia regresó a Monterrey partiendo madres con un set que incluyó rolas de su disco más reciente, Queremos ver el mundo arder, así como también algunas otras de su disco anterior, Eres tan guapo. Es probable que esta sea su última presentación en mucho tiempo, ya que su guitarrista acaba de mudarse a CDMX. Esperemos que no pasen muchos meses para que se presenten de nuevo. Gran show.

Siguió el turno de Severance, seguramente una de las bandas de rock gótico más importantes de Monterrey. Influenciados principalmente por música oscura ochentera como el post punk y el new wave, Severance ofreció un show hipnótico en Nodriza, con una alineación compuesta por dos guitarristas y un bajista, quienes siguieron la línea rítmica de beats programados que hicieron retumbar el venue. Destaca también la voz grave del vocalista, estructurando las canciones, dándoles personalidad y una narrativa envuelta en atmósferas oscuras creadas por el bajo y los arpegios de las guitarras. Recientemente la banda publicó en su Bandcamp un sencillo titulado “Rainmaker”, el cual será parte de su próximo álbum, A S T R A L, que se lanzará el próximo año. Por cierto, la banda también planea una gira europea en la que promocionarán este nuevo material.

Y, para cerrar la noche con broche de oro, los italianos Horror Vacui se subieron al escenario atrayendo con su sonido a todos los que habíamos salido a tomar un poco de aire. Son una banda bastante sólida, integrada por cinco miembros, entre ellos una chica en una de las guitarras. Destaca la presencia y voz de su frontman, convocando al caos y la locura. Siempre se aprecia que bandas extranjeras adopten el idioma del lugar donde se presentan. Así lo hizo Horror Vacui, expresándose en español entre rola y rola. Tocaron algunas de su más reciente producción, New Wave of Fear, un gran título y excelente álbum disponible en su Bandcamp y en Spotify. También tocaron nuevos temas, uno de los cuales me impresionó por el ritmo brutal del intro que el baterista inició para que los demás instrumentos se incorporaran en un rock de tinieblas y muerte. Un show que se pasó rápido y que el público no quería que terminara. No creo que pase mucho tiempo para que esta banda regrese a México. Seguro se ganaron muchos nuevos fans, incluyéndome.

Lo siento por la gente que se perdió este toquín. No es común que una banda de punk gótico con status de culto venga desde Italia y además compartan escenario con excelentes propuestas locales. Agrégale a eso que hubo luna llena esa noche. Simplemente brutal.